Autoestima, un enfoque diferente

Alicia Catalá

Hacerse persona es luchar por adaptarnos a los cambios. La autoestima no la crea el aplauso de los demás, ni ser buena o mala persona, ni tener muchas capacidades, ni ganar mucho o poco dinero. La autoestima no está fuera de nosotros, no es posible generar una autoestima equilibrada esperando que sean los demás quienes nos la proporcionen. La autoestima no es competitiva, no es comparable con cosas exteriores. Es un estado de conciencia interno. Es el grado de reputación que conseguimos sobre nosotros mismos, independientemente de la idea que los demás puedan tener sobre nosotros. Puedo engañar a los demás, pero es más difícil y peligroso engañarme a mí mismo.

 

  1. Para tener una autoestima equilibrada debes ser una persona verdadera. De nada sirve ser de una forma dentro de casa y de otra fuera de ella. La persona verdadera es en todos los lugares ella misma.
  2. Defiende tus derechos, ten dignidad y marca tus límites con educación.
  3. Esfuérzate. A nadie nos dan las cosas hechas y si te las dan, están cometiendo un error. Una cosa es que te ayuden, otra que lo hagan por ti.
  4. Siéntete orgulloso de lo que has logrado y de aquello por lo que luchas y consigues. Si no lo consigues de inmediato sigue en tu empeño. No desistas. Mantener la ilusión porque estar en la batalla te hace grande.
  5. Agradece los halagos y la confianza que te has ganado de la gente por ser como eres, por saber disculpar, reconocer y admirar lo que hay en los demás y en ti.

Y recuerda… cree en ti mismo con tanta fuerza que el mundo no pueda evitar creer en ti también.

Autoestima un enfoque diferente

Artículo realizado por:

Alicia Catalá Seguí

Doctora en Ciencias de la Psicología y Directora del Centro Evaluador de la Personalidad.

Deja un comentario