Día de la Madre

Sandra Luján

El Día de la Madre es una festividad que se celebra en honor de las madres en todo el mundo, en diferentes fechas del año según el país. Antiguamente ya se hacía honor a las Madres, entre otras, en el Antiguo Egipto a la Diosa Isis o en Grecia se rendía honor a Rea, la madre de los Dioses Zeus, Poseidón y Hades.

Su origen contemporáneo se remitiría al “Día de la Amistad de la Madre” y las “Reuniones del Día de la Madre” organizadas en 1865 o 1868 por Ann María Reeves Jarvis.  Es la fundadora del día de las Madres. La madre de Ana María había fundado en varias ciudades de Estados Unidos un día para conmemorar el esfuerzo de las madres trabajadoras. El 12 de mayo de 1907, dos años después de la muerte de su madre, Ana María quiso conmemorar el fallecimiento y organizó un día de la Madre para hacerlo. A partir de entonces encabezó una activa campaña que fue extendiéndose a todo el territorio de los Estados Unidos. Finalmente, siete años después logró que el presidente Woodrow Wilson recogiera la iniciativa y la promoviera él mismo hasta volver la conmemoración un día de fiesta para las madres en lo general. Así fue gestado el día internacional de la madre que después fue encontrando eco en otros países que lo adoptaron hasta tenerse la celebración conocida en la actualidad.

Ser madre es una experiencia espiritual profunda, se devela el verdadero significado del amor incondicional, la compasión y la fuente de sentido y lucha pese a cualquier sufrimiento o reto. Además de experimentar algo que va más lejos de la alegría o la felicidad, se experimenta la dicha, el nivel más elevado de plenitud.

Albergar un alma que va a nacer en este mundo es un regalo y una gran responsabilidad. Se le entregará amor, hogar y una enseñanza para guiar a la formación de su personalidad, al despertar de su consciencia y el despliegue de todas las posibilidades que lleva dentro para llegar a ser.  Permitir que se exprese su lienzo aun en blanco sin imponer lo ya conocido o creado, sin castigar o premiar, más bien encauzar emociones, promover la reflexión, asumir responsabilidades, dejar fluir lo que esa nueva alma única e irrepetible ha venido a desempeñar y vivir en este mundo.

Vivir, crear, dar vida, un ciclo que se repite y nos muestra el misterio y la belleza de la existencia. Así como del Universo somos arrojados al mundo y se nos regala la vida, la madre regala al mundo una o varias vidas, niñ@s.

Las madres, creadoras, luchadoras, maestras, constantes en sus diversas responsabilidades de cuidado, consejeras, la luz que siempre está presente en nuestro camino.  No se enseña a ser madre, pero desde el momento que una madre mira a los ojos a su hij@ al nacer, sabe que el amor despertará su intuición y sabe que, de un modo u otro, encontrará la forma de protegerles siempre, también el valor de dejarles volar y desplegar su misión de vida.

Gracias a todas ellas por ESTAR, y para resumir todo lo que hacen por nosotr@s, podemos describirlo, en una palabra, la misma palabra que rige el Universo y lo que se manifiesta en él, el AMOR.

Artículo realizado por:


Sandra Luján Murciano

Psicóloga con Habilitación General Sanitaria

Máster Terapia cognitivo conductual por CETECOVA (Centro de Terapia de Conducta Valencia)

Área de investigación científica de Rorschach y métodos de diagnóstico clínico.

Docente colaboradora de la Universidad Europea de Valencia.

Orientación Logoterapia y análisis existencial por AESLO (Asociación Española de Logoterapia Madrid)

Psicóloga Asociación Viktor Frankl Valencia (Acompañamiento Duelo)

Psicóloga de Psicoemergencias Valencia (Asociación de intervención en Emergencias y catástrofes)

Postgrado Psicooncología por ISEP (Instituto superior de estudios psicológicos)


1 comentario en “Día de la Madre

  1. Eres maravillosa,autentica,y muy pura,te deseo todo lo maravilloso q haya en esta vida y q se cumplan todas tus metas q estoy seguro q son muchas. 😘😘

Deja un comentario