Día del Padre: La importancia de la figura paterna en el crecimiento personal

Lola Collado Tarazón

¡Hoy es tu día papá! Como cada 19 de Marzo nos reuniremos en familia para celebrar contigo el Día del Padre, una fecha especial en el calendario donde se honra la paternidad y la influencia del hombre en la vida de sus hijos.

Esta celebración se remonta a  1910, y fue encabezada por Smart Dood, una estadounidense que intentaba hacer que el papel de los padres en la sociedad fuese destacado, especialmente de aquellos padres que, como el suyo, cumplían el rol de padre y madre en la educación de sus hijos, desde la hora de levantarse hasta la hora de acostarse.

La función del padre dentro de la familia ha evolucionado mucho a lo largo de la historia. No es ningún secreto que siempre se ha considerado a la madre como principal responsable del cuidado físico y emocional de sus hijos y el hombre se encontraba relegado a un segundo plano, donde era considerado una figura autoritaria y encargada del mantenimiento económico de la familia.

El mundo de los afectos no es cosa de hombres. Con esa idea han crecido muchas generaciones, y así, lo han ido transmitiendo. Aunque los tiempos han cambiado y los hombres asumen con mayor frecuencia un papel mucho más activo en la crianza y educación de sus hijos, no siempre se tiene clara la importancia de la presencia de la figura paterna en el sano desarrollo de éstos o el profundo impacto que su ausencia puede llegar a tener.

La baja autoestima, las dificultades sociales y las inseguridades son conflictos muy comunes en los niños que crecen con la ausencia de la figura paterna, sin embargo, son los problemas de conducta los síntomas más frecuentes. En el mundo de la psicología, estas alteraciones pueden entenderse como un escudo que los niños utilizan para protegerse de los sentimientos de abandono, miedo e infelicidad, que suelen abordarles con frecuencia. Estas consecuencias no se limitan solo a la infancia, sino que perduran durante la adolescencia y la vida adulta, pudiendo llegar a desarrollar conductas compulsivas y autodestructivas.

En cambio, un padre presente y activo en la vida de sus hijos proporciona un papel fundamental en la construcción de la identidad y la autoestima, ofrece una mayor seguridad y confianza en el desarrollo de las habilidades sociales, y ayuda especialmente a proporcionar una visión muy valiosa del mundo, donde los niños descubren que las demás personas no van a adivinar sus pensamientos ni anticipar sus necesidades como lo hace su mamá.

A lo largo de este artículo, se hace hincapié en la idea de que ser padre no es solo cuestión de genética. Ser padre, es mucho más. Es estar al lado de los hijos, cuidarlos, enseñarles y ayudarles a crecer, acompañarlos en cada paso nuevo que dan en su vida, apoyarles cuando están mal y celebrar con ellos sus alegrías y logros. Sin embargo, esta función no siempre la desempeña quién parece estar destinado a ella, muchas veces estas tareas son llevadas a cabo por un abuelo, un tío, un hermano mayor o incluso, es la propia madre la que desempeña ambos roles.

Todos los días son buenos para sentirnos agradecidos por la labor que nuestro padre lleva desempeñando por nosotros desde el momento de nuestro nacimiento, pero es cierto, que en el mundo de prisas en el que vivimos no nos paramos a reflexionar… no tenemos tiempo, por eso, querido lector, te propongo que hoy hagas una excepción.

Es un día perfecto para agradecérselo, no hay que gastarse dinero para dar las gracias, para un padre lo más valioso es el tiempo que pasamos con él, así que hoy regálale eso, regálale tu tiempo, regala(te) recuerdos.

¡Gracias Papá!
Día del Padre San José

Artículo realizado por:

Lola Collado Tarazón

Psicóloga General Sanitaria

Área de investigación científica de Rorschach y métodos de diagnóstico clínico.

Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Católica de Valencia (UCV).

Máster en Fundamentos Básicos y Teoría de la Intervención Psicológica por la Universidad Camilo José Cela de Madrid

Diploma en Prevención de Conductas Adictivas por la UCV.


Especialista en Psicopatología Infanto-Juvenil y en Psicopatología de Adultos.

Experiencia laboral en la Universidad Católica de Valencia como Psicóloga en las Clínicas Universitarias, Orientadora en la Facultad de Psicología y en calidad de Tutora de Prácticas en el Máster de Psicología de la Salud.

Práctica profesional como Psicóloga Deportiva en el Club de Hípica de Comunidad Valenciana.

Psicóloga de Psicoemergencias CV (Asociación de Intervención en Emergencias y Catástrofes).

Deja un comentario