Día Internacional de las Familias

Ana-Bell Ferrer

¡Hoy es un día especialmente familiar!

Por supuesto que cada uno entiende su propio concepto de familia de una forma personal, y siempre debe ser respetado. Por ello, para recordar este día de familia en este artículo, he señalado algunas diferencias que existen en los países más o menos desarrollados. De antemano, decir, que no existen familias ejemplares o imperfectas porque a lo largo de toda nuestra vida pasamos por etapas de toda índole. Sin embargo, generalmente entendemos por familia aquellos miembros con lo que tenemos una relación ya sea consanguínea o no, compartimos límites temporales y espaciales, con la función de transmitir cultura, costumbres, valores sociales y principios éticos.  

La familia en países menos desarrollados está formada por muchos más miembros, existe un mayor contacto con la familia extensa. Entre otras cosas porque su economía depende de ello. Son muchísimo más colaborativas y comparten la mayoría de los bienes. Además, el poco tiempo libre es para disfrutar del descanso y lo suelen hacer acompañados. Los hijos son educados para permanecer en el núcleo familiar, que les permita ocuparse y continuar trabajando el campo o el negocio familiar en el caso de que sean del género masculino. Si son mujeres, su educación se basa en acatar las peticiones de los maridos o de la sociedad y cuidar de sus hijos.

En cambio, en los países desarrollados escasean las familias numerosas porque el contexto socio-económico-político ha variado significativamente. La principal base de educación se supone que es educar a ambos géneros por igual, por tanto, en las sociedades más desarrolladas la mujer ya puede ingresar en el mercado laboral. Por ello, es imprescindible conciliar la vida familiar y laboral. Y los hijos, pueden elegir en relativa medida donde trabajar y ser más independientes de sus padres. Por otro lado, en la sociedad más avanzada el uso de internet y de redes sociales ha permitido una reducción significativa de la comunicación directa.

En Europa Occidental la familia ha conllevado muchos cambios sobre todo en términos estructurales. Sin embargo, en el ámbito emocional, tanto en países más o menos desarrollados la familia, en muchos casos, continúa representando el más valioso tesoro donde podemos desahogarnos con cualquier inquietud y encontramos en ella el mejor de los refuerzos. Se considera como el primer núcleo  dentro de la sociedad, y es más que una unidad económica, social y jurídica. Es por encima de todo una comunidad de amor y solidaridad.

“La sangre sólo hace parientes, el amor hace familia”

Día Internacional de las Familias

Artículo realizado por:

Ana-Bell Ferrer Gómez

Psicóloga Sanitaria

Área de investigación científica de Rorschach y métodos de diagnóstico clínico.

Especialidad en Psicología y Psicopatología perinatal e infantil.

Formación en psicología infantil en Hospital Sant Joan de Dèu (Barcelona).

Formación en psicología psicoanalítica de adultos y reproducción asistida en Fundaciò Puigvert (Barcelona).


Deja un comentario