8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Lola Collado Tarazón

En marzo de 1857, en el marco de la revolución industrial, cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica de textil de Nueva York salieron a la calle para protestar por las pésimas condiciones laborales en las que se veían obligadas a trabajar, así como sus bajos salarios (menos de la mitad de los que cobraban los hombres). Aquella manifestación acabó con la policía dispersando la protesta donde murieron 120 mujeres. El trágico desenlace no las amilanó y siguieron luchando a lo largo de los años para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres. No ha sido un camino de rosas, pues un año después de quedar instaurado el 8 de marzo como día internacional de la mujer, en 1911, la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York ardió de madrugada con centenares de mujeres en su interior. Aquél edificio de diez plantas se convirtió en una cárcel de fuego para las trabajadoras que allí se encontraban.

Estos tan solo son dos de los muchísimos ejemplos que existen a lo largo de la historia. No es necesario vivir grandes acontecimientos como los recién mencionados para ser testigo de la discriminación que se sigue viviendo hoy en día. En el siglo XXI podemos decir que la figura de la mujer ha cambiado mucho y ha conseguido acercarse a la del hombre, sin embargo, todavía no podemos hablar de igualdad al 100%. Hoy en día, las mujeres siguen viviendo la discriminación en distintos ámbitos, laboral, social, político, deportivo… hay un doble rasero, de eso no hay duda, y el ámbito laboral es uno de los más castigados. Aunque no sea legal, hay empresas donde la mujer sigue cobrando menos que el hombre, en las entrevistas de trabajo se sigue preguntando si entre sus planes está la maternidad (algo que nada tiene que ver con su competencia laboral), el acceso a posiciones de liderazgo es más complicado, se dan situaciones de abuso físico y psicológico sexista…

A pesar de todos estos datos, y de que éstas no son las únicas  discriminaciones a la que sigue enfrentándose la mujer actual, es necesario poner el punto positivo a este artículo y mencionar algunos de los avances que gracias a la lucha de tantas y tantas mujeres se han conseguido como, el acceso a la educación y al mundo laboral, derecho al voto, la capacidad de administrar sus propios bienes sin permiso del padre o cónyuge, derechos políticos (posibilidad de ser electoras y candidatas), acceso a competiciones deportivas oficiales, y un largo etc. Aunque aún nos queda mucho camino por recorrer, nuestra sociedad está cada vez más concienciada del derecho a la igualdad, son muchos los hombres que abogan junto a las mujeres por hacer la brecha entre ambos cada día más estrecha.

Solo me que queda despedir este artículo dándole las gracias a todas las mujeres que antes que nosotras han luchado por nuestros derechos, por un futuro mejor, por la igualdad, y por qué no decirlo, por la libertad. Gracias a su esfuerzo, hoy podemos disfrutar de todas las oportunidades que ellas no tuvieron. Seguiremos pelando por todas las mujeres que vienen tras nosotras, para que su camino sea cada vez más sencillo. Gracias.

Día Internacional de la Mujer

Artículo realizado por:

Lola Collado Tarazón

Psicóloga General Sanitaria

Área de investigación científica de Rorschach y métodos de diagnóstico clínico.

Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Católica de Valencia (UCV).

Máster en Fundamentos Básicos y Teoría de la Intervención Psicológica por la Universidad Camilo José Cela de Madrid

Diploma en Prevención de Conductas Adictivas por la UCV.


Especialista en Psicopatología Infanto-Juvenil y en Psicopatología de Adultos.

Experiencia laboral en la Universidad Católica de Valencia como Psicóloga en las Clínicas Universitarias, Orientadora en la Facultad de Psicología y en calidad de Tutora de Prácticas en el Máster de Psicología de la Salud.

Práctica profesional como Psicóloga Deportiva en el Club de Hípica de Comunidad Valenciana.

Psicóloga de Psicoemergencias CV (Asociación de Intervención en Emergencias y Catástrofes).

Deja un comentario