Niños Hiperregalados; futuros insatisfechos

Alicia Catalá

Como todos los años llega o bien Papá Noel, los Reyes Magos o ambos en algunas familias. Y ciertamente nos deberíamos preguntar hasta qué punto afectan a nuestros hijos tantos regalos. Tened en cuenta que reciben pocos regalos durante el año para la gran cantidad que reciben de golpe en una noche o dos noches. El impacto es negativo. La solución está en saber gestionar esta situación.

Debes saber:

  1. Enseña a tus hijos, no importa la edad que tengan, que para recibir hay que dar.
  2. Por lo tanto, empezad haciendo un paquete con los juguetes de años anteriores que ya no usan y que os acompañen para entregarlos en una asociación. Se les explica que hay niños que no pueden tener regalos por la pobreza y que tenemos que participar con los que no usamos para que esos niños también tengan ilusión y se llenen de cariño. Es una buena forma para que aprendan también a cuidar sus cosas que después donarán.
  3. Haz una lista de regalos para pasar a los familiares. De esta forma puedes controlar lo que les van a regalar.
  4. Si estáis divorciados, os aconsejo que os comportéis como adultos y no juguéis a ver quién regala más. Hablar sobre lo que vais a comprar cada uno y llegar a un consenso.
  5. Piensa que cuando tienen de todo no aprenden a valorar nunca y con el tiempo nada será suficiente. Es conveniente dosificar y controlar que no todo lo que un niño pone en su carta de Reyes hay que comprarlo.
  6. Lo más acertado es que en cada casa haya un único regalo. Por ejemplo, cuando los niños van a casa de los abuelos a recoger Papá Noel o Reyes, debe haber un único regalo, no uno del abuelo y otro de la abuela. Lo mismo en casa de los tíos, amigos, etc.
  7. Los regalos no tienen por qué ser caros. Si les hace ilusión un coche, no tiene que ser uno de 100€, puede ser uno de 10€ siempre que reúna la normativa.
  8. Procurad que entre los regalos haya siempre alguno que no se espere. Uno que no haya pedido, aprenderán que no siempre llega todo lo que piden, existen las sorpresas y si cuando habrá el paquete dice “¡Jo!, esto no lo había pedido yo… no lo quiero”, contestad: “si tu fueras un Rey Mago y vieras como un niño rechaza tu regalo, ¿cómo te sentirías? Pero no pasa nada, mañana lo llevamos donde fuimos a entregar los otros juguetes para los niños que no tienen”.
  9. Enséñales que los regalos se ganan con un buen comportamiento. Y que el buen comportamiento significa, respetar, aprender, amar y esforzarse.
  10. Es nuestra responsabilidad como padres, enseñarles a cuidar sus pertenencias personales y las que no son de ellos. Dar ejemplo es la mejor forma de educar.

Niños Hiperregalados

Y recordar que… “que el mejor regalo es el tiempo que tienen para jugar y disfrutarlo junto a la familia, con armonía, cariño y diversión”.

Artículo realizado por:

Alicia Catalá Seguí

Doctora en Ciencias de la Psicología y Directora del Centro Evaluador de la Personalidad.

Deja un comentario