Pensamientos negativos. “Otra forma de entenderlos”

Alicia Catalá

En momentos determinados de nuestra vida o hasta incluso de forma continua, nuestra mente se enzarza en un mar de frases y pensamientos negativos que nos dejan totalmente KO (incapacidad para continuar peleando).

Veamos cómo podemos entenderlos de una forma más sencilla. Usando las metáforas psicológicas comprobaréis que es fácil comprender cómo funcionan esos pensamientos:

  1. ¿Qué ocurre cuando se corta el agua en casa por unas horas debido a una avería? Que abrimos igualmente el grifo aun sabiendo que no hay agua. Pasa lo mismo con los pensamientos negativos, los tenemos automatizados.
  2. La ansiedad en general y los pensamientos negativos que generan estados nerviosos, son como las arenas movedizas, cuanto más luchamos en ellas para salir de ahí, más nos atrapa la ansiedad y más desesperada es la lucha. Cuando te encuentres así lo mejor es tratar de relajarte. Debes actuar en contra de lo que te pide el cuerpo. Si te pide agitación, dale relajación. Si te pide hablar rápido, dale lentitud. Si te pide salir corriendo, dale relax en un asiento y respira… enséñale a tu mente a calmarse.
  3. Imagínate que quieres hacer un viaje porque has decidido cambiar de vida y te subes a un tren. En los asientos de al lado hay varias personas que empiezan hablar contigo de forma amigable. En la conversación les cuentas dónde vas y tus planes. Imagina que estas personas empiezan a decirte: “pero… ¿dónde vas tú?, ¡no tienes pinta de saber enfrentarte a ese cambio de vida!, ¡no tienes capacidad para vivir en otro lugar!, ¿y si te pasa algo… y si fracasas… y si se burlan de ti… y si…? Esos molestos acompañantes son como los pensamientos negativos, intentan boicotear tus objetivos, te generan ansiedad y finalmente bajas del tren y vuelves a casa. Debes defender tus objetivos hablándole a tu mente como les hablarías a los molestos acompañantes. No te dejes convencer tan fácilmente.
  4. Ahora imagina que te han invitado a una fiesta y te enteras que va a ir alguien que no te cae nada bien. ¿Dejarías de ir a la fiesta por ello? Piensa que hay muchas personas que aprecias y que van a esa celebración, por lo tanto, imagino que tu respuesta ha sido NO. Los pensamientos negativos son como ese invitado que no te agrada; no por tener ese tipo de pensamientos vas a dejar de hacer cosas que te interesan y te importan en la vida.
  5. Los pensamientos negativos son como un día espantoso de lluvia; desagradable si no te gusta mojarte, meterte en atascos de tráfico, que te salpiquen los coches y encima que no lleves paraguas. Sabemos que es molesto, pero esto ocurre en la vida de vez en cuando y no por ello nos morimos o entramos en estado de shock, espero. Pues de la misma forma, los pensamientos negativos existen y en algún momento los vamos a experimentar. Todas las emociones, al igual que un dolor de muelas, el calor, el frío, un grano enorme en la frente, no son más que estados fisiológicos molestos, pero no tienen mayor importancia. Tienen la que queramos darle. Por lo tanto, cuando te vengan estos pensamientos déjalos fluir pensando que forman parte del ser humano.

Y recuerda… que sufrimos más con lo que nos imaginamos, que con lo que en realidad nos sucede.

Pensamientos Negativos

Artículo realizado por:

Alicia Catalá Seguí

Doctora en Ciencias de la Psicología y Directora del Centro Evaluador de la Personalidad.

Deja un comentario