¿Qué es Procrastinar?

Alicia Catalá

Seguro que te suenan estas frases: “luego lo hago”, “aún tengo tiempo”, “¡puf! será que no queda…!”, “primero voy a comer algo y si acaso… ya me pongo hacerlo esta tarde”, etc. Así con una infinidad de pensamientos que lo único que indican es POSTERGAR, APLAZAR y EVADIR responsabilidades que no son gratificantes por otras que no son importantes. Esta es la definición de procrastinar.

Debes saber:

  1. Es un término que se utiliza desde hace poco para indicar tu forma de elegir cuándo hacer las cosas, en realidad aplazas las tareas.
  2. La persona que procrastina, al final no termina lo que tenía previsto, siempre está sustituyendo lo que debe hacer por lo que le apetece hacer.
  3. Genera mucha ansiedad por falta de disciplina y organización.
  4. Para mí, es un sinónimo de perezoso, pero dicho más finamente.
  5. Se refugia en otras actividades que le gustan para no hacer frente a sus responsabilidades, por lo tanto, es una conducta infantil.
  6. Hay personas que llegan hacerse adictas a las actividades placenteras, móvil, internet, juegos, televisión, etc. todo para no hacer frente a sus tareas obligatorias.
  7. Creen que siempre hay tiempo suficiente para terminar un trabajo pendiente y el tiempo pasa y el trabajo se aqueda sin hacer.

Pero… cómo dejar de serlo:

  1. Aprende autodisciplina. La autodisciplina es el motor de arranque. Coge una agenda y empieza anotando qué cosas son las previstas para hoy y táchalas según vayas realizándolas. Las que se queden pendientes anótalas para mañana, pero que no se te acumulen.
  2. Señala en tu lista las que son urgentes en un color y empieza por ellas.
  3. Aprende a utilizar tu tiempo. Para saber en qué lo gastas, anota durante dos semanas lo que tardas en hacer algo. Por ejemplo, en desayunar, ducharte, vestirte, llegar al trabajo, fregar, hacer la cama, aprenderte un tema, realizar un trabajo, etc. Esto te dará una visión real de cómo utilizas tu tiempo.
  4. Debes saber priorizar, saber lo que es más importante en cada momento. Este punto forma parte de nuestra inteligencia emocional.
  5. Rodéate de personas que sean disciplinadas. Si lo haces con personas que procrastinan no harás absolutamente nada de nada.
  6. Ponte un cartel gigante en tu habitación a la altura de tus ojos que diga: ¡Se acabó!, ¡Elijo actuar ya!, ¡Reto conseguido!7. Analiza los beneficios de tu esfuerzo y anótalos en una cartulina bien grande para reforzar tu mente cuando los veas.
    8. No te olvides premiarte, no hace falta que te gastes dinero, con una buena siesta te sobra, te sentará bien y además es merecida.

Y recuerda… como dice el refrán “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

Artículo realizado por:

Alicia Catalá Seguí

Doctora en Ciencias de la Psicología y Directora del Centro Evaluador de la Personalidad.

Deja un comentario